Leyendas indigenas muy cortas

La gente que se convirtio en piedra. En un lugar cercano a Nuevo León vivieron los habitantes del ayer, quienes dejaron escrita su vida en una pared de rocas

con figuras de círculos y demás pictogramas. Se veía un lugar común, pero a media noche las piedras que estaban en el piso cruzando el arroyo empezaban a tomar vida. Se escuchaban voces platicando, las piedras habían despertado. Eran personas que le pudieron a dios quedarse en su tierra que tanto querían y se los concedió pero convertidos en piedras, con la chanza de revivir solo en las noches por un momento.

Leyendas indigenas muy cortasEse sueño se acabó cuando transportaron estas rocas a un museo, y así dejaron de revivir en las noches. Ahora ese lugar es un rancho como cualquier otro pero con algunos petroglifos que aún existen ahí.