≡ Menu

Leyendas indigenas largas

 

Leyendas indigenas largasEl animal del puente. En un pueblo llamado San Miguelito, vivía un señor que quería confesarse, fue a la iglesia de la plaza y rápidamente entró al templo, en cuanto entró al primer padre que vio le dijo que se quería confesar pero que tendría que ser rápido ya que no tenía mucho tiempo, y el padre le dijo que sí y se dirigieron al confesionario, ya estando ahí, el hombre comenzó a platicarle muchos secretos oscuros que tenía años que los guardaba, el padre estaba muy sorprendido por la forma de hablar de aquel hombre y las historias tan horribles que le estaba contando.
El padre estaba muy inquieto y asustado con todo lo que el hombre le platicaba, así que le pidió que regresara en unos días para que su confesión tuviera testigos, el hombre lo medito por un momento pero al final acepto. Llegó el día que habían dicho para la confesión, ya no estaban ellos dos solamente, ya había más sacerdotes listos para escuchar el relato del hombre.
El señor comenzó a platicarles su inquietud, el tenía un hermano el cual de repente se enfermó y a los pocos días se murió, los doctores no le supieron dar explicación de esa enfermedad. El se encargó de los tramites del funeral, y cuando llegó la hora de enterrarlo él se acercó al ataúd a despedirse, cuando estaba a punto de irse para que lo enterraran sintió que su hermano lo tomo de la mano, peri el tranquilamente se fue pensando que fie causa de su imaginación y no quiso seguir pensando en eso.
Tiempo después, una de esas noches frías, salió a buscar leña para calentarse un poco, cerca de su casa hay un puente por donde tenía que pasar para llegar, cuando pasó por ahí sintió algo raro, y cuando voltio miro entre unas ramas unos ojos amarillos, como no había luz sólo el reflejo de la luna no pudo distinguir que era realmente, no se podía ni mover del miedo que sentía, sólo empezó a escuchar una voz, era su hermano que le decía ” yo estoy bien, y te cuidaré hasta que te mueras”.
Ese animal dio un salto y comenzó a correr hacia el hombre y antes de que llegara a tocarlo desapareció, y no supo que hacer, así que decidió confesárselo al padre pensando que él había hecho algo mal y por eso tenía esas pariciones. Muchas personas cuentan haber visto los mismos ojos amarillos que vio aquel señor esa noche, los ojos los porta en forma de animal que conforme más avanza se va desapareciendo poco a poco en la oscuridad.

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment