Leyendas del estado de hidalgo

Leyendas del estado de hidalgoHacienda de Exquitlán. Cuenta la historia de Pánfilo, él era el dueño de la hacienda pero no tenía nada de dinero, era bien pobre, aunque de la noche a la mañana tuvo mucha plata, nadie sabia de donde la había obtenido, por eso se decía que había hecho un pacto con el Diablo, cuando se acercaba a la casa un novio de su hija, él lo dejaba entrar y lo tiraba a un pozo en donde tenía a sus cerdos muertos de hambre esperando el alimento que se les tire, que generalmente eran personas. Al momento de morir no lo aceptaron en el panteón cristiano, entonces lo tuvieron que arrojar en las rocas sin mirar lo que sucedía, así fue que uno de los que llevaban el cuerpo miró y vio como unos perros salían del suelo y lo devoraban.