Leyendas de terror largas

chamuLa leyenda del diablo en la discoteca. En Medellín, Colombia, existe una discoteca llamada MANGOS en la cual sucedió un hecho realmente aterrador, un día este sitio abrió para celebrar el viernes santo de una manera un tanto distinta, bailando y bebiendo alcohol. Una joven acudió al baile con su mejor atuendo, estaba buscando un chico para bailar cuando de pronto entro un joven vestido elegantemente, poseía un hermoso semblante y todas las jóvenes se volteaban para verlo, este joven se acercó a la muchacha y la invitó a bailar pero con la condición de que nunca mirara sus pies, la joven acepto y comenzaron a bailar, pero en un momento determinado la muchacha no pudo con la curiosidad y miró, lo que vio la horrorizó, el hombre tenía unas horribles pesuñas de cabra en lugar de pies, al instante la joven cayó desmayada y el tipo desapareció. Todos los presentes se horrorizaron al ver que la joven tenía marcas de fuego en la espalda en donde estaban los brazos del hombre extraño. La joven paso días en el hospital con fiebre y luego murió. En la discoteca encontraron un extraño mensaje en el baño que decía “Viernes Santo, muerte de Cristo, Viernes Santo yo revivo y riego sangre y temor entre los humanos”. Desde ese día la disco tuvo mucho olor a azufre y nunca más volvieron a abrir en viernes santo.