Leyendas de noruega

Leyendas de noruegaAnne Pedersdotter. La leyenda de Anne Pedersdotter es una historia de brujas que si bien no es realmente espeluznante, al menos es muy particular e interesante pues si vida estuvo marcada por distintos sucesos que si se los mira con el ojo de la época medieval, si pueden despertar sospechas que vinculen a esta mujer con el mundo de las brujerías o bien con demasiada casualidad favorable para ella.

La leyenda de Anne Pedersdotter comienza cuando se casa con el sobrino del Obispo Gjeble Pedersson, tiempo después y de manera por demás casual el Obispo muere, dejándole una gran fortuna y un importantísimo cargo al marido de Anne, esto despertó las sospechas de muchos que no dudaron ni un instante en acusarla de asesinato, alegaron que la mujer había utilizado la brujería para lograr una posición acomodada para su marido. Por su parte la justicia comenzó a investigar el caso, sin embargo al poco tiempo el tema fue olvidado debido a que el marido de Anne poseía contactos con el Rey y pudo así ganarse su favor para que los cargos fueran desestimados. Podría pensarse que la leyenda concluye con esta salvación de la hoguera, sin embargo al año de haber salvado a su esposa de los cargos de brujería el marido de Anne muere prematuramente. En este caso la gran mayoría de los bienes y honor de su esposo fueron a parar directamente a manos de esta mujer que de pronto se vio establecida dentro de la alta sociedad noruega, sin ningún hombre al cual responder. Nuevamente esto despertó las sospechas de todas las personas que la conocían, sin embargo la mujer respondió a estas acusaciones con una reclusión voluntaria en sus propiedades, se volvió ermitaña y nunca se la veía en público, así paso 15 años de su vida, hasta que finalmente fue acusada de asesinar a 6 personas, incluyendo niños, todos los que la conocían fueron testigos en el juicio y la mayoría argumentó que le tenían miedo a la mujer, que realizaba rituales extraños y que había amenazado con quitarle la vida y quemar a todos en más de una oportunidad. Finalmente Anne Pedersdotter fue condenada a la hoguera en 1590, aunque el misterio de las convenientes muertes que la rodearon nunca fue resuelto.