Leyendas de mesopotamia

La leyenda del Pombero. Cuenta la leyenda del Pombero que en la zona de Mesopotamia existen un antiguo espíritu que suele aparecerse en diversas formas, pero la más común es la de un hombre delgado y alto que se pasea a la hora de la siesta por los bosques y montes. Leyendas de mesopotamiaEl pombero recorre las espesuras cuidando de todas las aves que allí habitan, por tal motivo es común encontrarlo a la hora en que todos duermen, pues prefiere no ser visto cuando realiza sus recorridos de vigilancia, si en estos viajes se encuentra a alguien intentando dar caza a algún pájaro, entonces toma su garrote y golpea a esa persona hasta desmayarla, luego se la lleva a su guarida y nunca más es vuelto a ver. Dicen que el pombero puede cambiar de forma y se puede ver generalmente como un enano con aspecto malvado, pero también es común verlo como un hombre alto y delgado, un indio, a veces también se transforma en troncos o incluso en animales dependiendo de la necesidad, por eso es que nunca hay que confiarse en los bosques, no hay que maltratar a los pájaros, pues nunca se sabe cuándo el pombero anda cerca, convertido en alguna cosa, vigilando y esperando que alguien se equivoque para poder cobrarse una nueva víctima. Es por eso que en la zona mesopotámica todos los niños saben que a la hora de la siesta jamás deben andar solos en los bosques mientras sus padres duermen, pues pueden no volver jamás de esos recorridos.