Leyendas de Kenia

La madre locaLa madre loca. En un pueblo lejano de Kenia se creía como en muchos otros que las mujeres que llegaban a una edad y todavía no habían concebido hijos estaban malditas, ellas podrían vivir sus vidas sin nada malo detrás, pero le traerían mala suerte a todos los demás habitantes del pueblo, por eso es que dos chicas que eran jóvenes, pero ya habían pasado la edad en cuestión sin hijos decidieron solas, sin que nadie se los indique recluirse del pueblo e ir a vivir junto a él para no traerle mal a nadie, ya que no era eso lo que deseaban.

Un día en el bosque se encontró una anciana que tenía mucha sed y estaba hambrienta también, hace tiempo que había estado dando vueltas y justo se encontró con una de las dos amigas, cuando llegó a su hogar le pareció muy extraño el silencio y les preguntó entonces donde se encontraban los niños, pero así fue que ellas les comentaron porque no había niños corriendo y brincando porque nunca los habían tenido y que por esa misma razón se habían alejado del pueblo, ella les dio una pócima que quien la tomara podría tener hijos, pero también se volvería loca por ello, una de las chicas lo hizo de todos modos y tuvo a su criatura años más tarde, pero la otra no quiso hacerlo, entonces nunca tuvo un hijo, sin embargo años después volvieron a ver a la anciana y la que no tomó la pócima le preguntó porque su amiga había tenido el niño y no se había vuelto loca, pero entonces le explicó la mujer que todas las madres están locas, lloran de desesperación e inmediatamente se ríen, aman a sus hijos y se enfadan con ellos, saltan, corren, tienen estrés y muchas otras cosas que conlleva la maternidad.