Leyendas de fantasmas

futbolEl buenos aires existe un gran cementerio, célebre por sus difuntos habitantes y por su arquitectura artística, pero también por las leyendas que allí se originaron. Una de las más destacadas es la leyenda del futbolista fantasma. Cuenta la leyenda que cerca del año 1920 había un joven de origen humilde llamado Jeremías López que en ese momento tenía 17 años, a él le gustaba mucho jugar al futbol, estaba muy emocionado por la cercanía con la primera copa del mundo a disputarse en Uruguay, quería participar de él y se apresuro a probarse en distintos clubes de futbol, dos de ellos se mostraron muy interesados en sus servicios, así que su sueño estaba próximo. La fatalidad se hizo presente en un momento menos esperado, el joven trabajaba en la cocina de una casa, un día manejo mal una olla repleta de aceite hirviendo y se quemó por completo de gravedad, posteriormente murió en el hospital de la zona. El dueño de la casa donde trabajaba ofreció su panteón para que lo entierren. Cuentan que desde ese momento se escucha cerca de aquel panteón los ruidos de los zapatos corriendo y de una pelota rebotando, algunos incluso afirman haber visto al joven realizando proezas con el balón, como en sus mejores tiempos.