Leyendas de Egipto

Apófis, la serpiente que rompe el orden cósmico. La leyenda de Apofis era uno de los más populares entre la población del antiguo Egipto, en este relato se cuenta sobre un horrible ser que poseía la forma de una serpiente de tamaño descomunal leyenda de Apofisy completamente desproporcionada, la misma representa a las fuerzas del mal en su más puro estado, la misión de este dios era la de intentar romper con el equilibrio del universo buscando crear el caos en donde sea, principalmente intentando lograr la noche perpetua para que toda la vida de la tierra perezca. Se desconoce el origen de esta horrible serpiente, aunque hay muchas hipótesis que son fuertemente debatidas por los estudiosos, aunque la más fuerte indica que ya existía en el océano primordial, desde antes que todo el mundo fuese creado.

Entre las muchas funciones de Apofis, la que realmente desempeñaba con más vehemencia era la de intentar apagar el sol para poder tener así una horrible noche perpetua, por lo cual siempre perseguía la barca voladora del dios Ra, intentando atraparla para poder tragársela, cuando se aburría de intentar este método comenzaba a realizar otro tipo de ardides para conseguir el mismo fin, entonces creaba bancos de arena o colocaba trampas por todos lados para poder detener la embarcación. Se cree que Apofis es completamente indestructible, pues Horus y Seth se unían a diario para cortarle la cabeza, pero al día siguiente Apofis volvía a aparecer como si nada. Los antiguos egipcios creían que cuando ocurría un eclipse era producto de la serpiente y consideraban que en ese momento, aunque sea un instante, había logrado tragarse la barca de Ra.