Leyendas de Armenia

La maldición contra el avaro. Se dice que existió un hombre que tenía mucho dinero y una hermosa familia, pero al mismo tiempo no quería darle dinero o comida a gente que lo necesitaba, aunque fuera allegada, todos sabían en el pueblo que él era la persona más avara que existía y lo odiaban por eso, pero nadie le Leyendas de Armeniahacía nada malo porque su mujer en cambio era diferente a él, cuando iba a trabajar o no estaba presente, ella sí le daba comida a su familia que no tenía para alimentarse muchas veces, la llevaba en una canasta de mimbre a escondidas de todos para que nadie pudiera decir que lo hacía, muchas veces las compraba en el mercado y directamente se las llevaba, luego decía a su marido que las cosas para su hogar habían sido más costosas y entonces de ese modo podía seguir comprando comida para quienes lo necesitaban.

Un día él llegó antes del trabajo y estaba la mamá de la mujer que tenía en sus manos una de las canastas con comida que su hija le había dado minutos antes, él pudo verla y le dio mucha rabia, tanto así que golpeó fuertemente a la mujer que ya era anciana, ésta no se quedó con los brazos cruzados y no hizo más que lanzarle una poderosa maldición, allí en ese momento se cerró su boca y no volvió a probar bocado con la misma hasta que se murió de hambre, pero no podía abrirla tampoco debido a la maldición que la suegra le había lanzado en castigo por lo avaro que era el hombre.