Leyenda la huacachina

Al atardecer cuando el sol se oculta bajo las lomas de arena las aguas semejantes a un espejo de esmeralda de la laguna de huacachina dejan escuchar una música triste que a todo el que la oye le es imposible contener el llanto se trata de la antigua canción de china. China era una joven que solía ir a refrescarse del agobiante sol de Ica, unas dulces aguas de un oasis que había en las dunas, sin percatarse que cuando salía del baño un dios convertido en cazador la espiaba…