Leyenda indigena de la llorona

Leyenda indigena de la lloronaCuenta está leyenda que hace muchos años atrás por las fechas de la conquista, una mujer indígena comenzó una relación con un español que era militar. Tiempo después de mantener está relación tuvo sus frutos, tuvieron 3 hijos, y como cualquier madre lo haría siempre los cuidaba y les demostraba su amor a sus hijos.

El militar preocupado siempre por el que dirán siempre rechazaba la idea de ella de formalizar su relación. El comenzó otra relación con una señorita de la alta sociedad española, y para casarse con ella abandono a la indígena y a sus hijos.

La mujer por todo el dolor que está separación le dejó y enterarse de que se casó con otra, llevó a sus hijos al río, y como no crecerían con el amor de su padre prefirió ahogarlos en el río, y luego se ahogó ella también por el remordimiento de haber realizado ese terrible acto. Desde ese día dice la gente que se escucha el lamento de esta mujer exclamando su dolor y remordimiento buscando a sus hijos.

Apariciones Reales de la llorona

dakarLa llorona ataca en el Dakar. Las leyendas de la llorona son ampliamente difundidas alrededor del mundo. Sin embargo la gran cantidad de testigos aún no habían logrado convencer a los escépticos. Pero todo cambio una noche, cuando El Rally Dakar, uno de los eventos deportivos más importantes a nivel mundial pudo captar a la llorona y lograron filmarla para mostrarla al mundo entero.

La aparición que se vivió en el Dakar 2015 fue una de las más claras evidencias que demuestran que la llorona es real. El suceso tuvo lugar una noche en que una pareja de pilotos franceses realizaba su recorrido nocturno por los territorios desérticos de Bolivia, en un tramo especifico ambos pilotos se quedaron atónitos al ver a una mujer vestida de blanco parada justo delante de su coche en un paraje remoto e inhóspito, por lo que decidieron grabar esta situación tan escalofriante. La aparición comenzó a lanzar gritos de dolor y llanto en cuanto se percató de las luces del vehículo y acto seguido comenzó a acercarse al coche a toda velocidad, los pilotos aterrorizados comenzaron a dar marcha atrás mientras maldecían y lanzaban gritos de espanto. Afortunadamente pudieron mantenerse a salvo gracias al rápido coche que conducían, así abandonaron el lugar a toda velocidad, llevándose consigo el preciado video como evidencia de la terrible situación que les había tocado vivir. Se salvaron  pero no pudieron continuar con la carrera y al parecer no volverán a participar en ella nunca más.

La llorona aterroriza a todo un pueblo. En San Marcos Sud todos los vecinos se encuentran completamente aterrados por lo que ellos llaman “Un ataque constante de la llorona” Dicen que todas las noches desde hace Leyenda indigena de la lloronamucho tiempo se han oído horribles llantos que desgarran el alma, estos alaridos no dejan dormir a nadie y lo peor de todo es que también ha habido reportes de ataques directos hacia los lugareños.

Tan terrible situación se vive en la localidad que incluso las autoridades del municipio han manifestado su preocupación y se ha creado una guardia especial de policía que realmente mucho no puede hacer al respecto, pero sin embargo lo da un poco más de seguridad a los que viven en la región. Entre los muchos testimonios recolectados se puede encontrar que el común de las personas han visto pasar a una mujer muy alta, de aproximadamente 2 metros, vestida con un hermoso vestido blanco limpio y planchado, también lleva una capucha por lo que nadie ha podido ver su rostro. Algunos niños aseguran que la aparición los corrió por la calle, trabajadores adultos también han dicho que la vieron bajo la lluvia caminando en medio del barro pero con su vestido completamente limpio. Un hombre asegura haber visto a la llorona en la plaza del pueblo y que ella lo hizo caer de su bicicleta. La llorona continua haciendo sus apariciones en el pueblo, aunque cada vez con menos frecuencia, algunos vecinos se han mudado a otras localidades, otros prefieren salir cada vez menos a la calle, el temor de a poco se va aliviando, pero la leyenda continua.