Leyenda indigena de la cegua

La cegua. Muchos años antes existía el caserío de Chinantla gobernado por acayelt jefe guerrero que dominaba toda las basta extensión volcánica el agradecía a sus teotes con rituales y sacrificios a los cuatro puntos cardinales que eran sus dioses, al dios Tlaloc representaba el alma y nervio de la tierra, espíritu de las fuerzas terrestres que procreaban las vidas indígenas.