Leyenda de Nueva Zelanda

La leyenda de Tāne-mahutaLa leyenda de Tāne-mahuta. Una de las leyendas de Nueva Zelanda más importates que se pueden encontrar es aquella llamada Tāne-mahuta o también conocida como la leyenda del señor del bosque. En ella se cuenta algo realmente importante, la creación del mundo, de este modo los antiguos Maoríes transmitían este relato que pasaba de generación en generación y enseñaba sobre cómo fueron creadas todas las cosas que veían y conocían

La leyenda de Tāne-mahuta, comienza cuando el padre cielo llamado Ranginui comienza a tener descendencia con su esposa Papa-tū-ā-nuku también llamada la madre tierra, de esta unión nacieron seis hijos especiales, entre ellos uno llamado Tāne-mahuta, el cual era el más ingenioso e inquieto de todos. Éste último se cansó de vivir aprisionado entre su padre y su madre, pues lo único que había en medio era oscuridad, así que decidió crear su propio mundo al que llamó Te Ao Mārama que puede traducirse como “El mundo de Luz”. Los antiguos Maoríes conservaron intacto el bosque que se encuentra en el noroeste de la isla Norte, el bosque de Kauris que representa al señor de los bosques y creador de la tierra que habitamos, allí se pueden encontrar hasta hoy en día ejemplares de arboles que poseen más de 2000 años de antigüedad, estos árboles son llamados Tāne-mahuta en honor al creador y son venerados con rituales, cantos especiales y ceremonias que los turistas pueden ver y vivir año a año, así como también es posible realizar visitas guiadas en donde los visitantes pueden expresar sus sentimientos hacia estos imponentes árboles milenarios.