Leyenda de atzimba

Leyenda de atzimbaPurépecha Atzimba era una hermosa princesa, su piel era oscura como la vaina de cacao, ojos rasgados y pelo negro, como el azabache, cayó directamente a la cintura, nadie podría detenerla. “Atzimba Villadiego Francisco” estaba enamorado de ella.
El capitán español Hernán Cortés quien había enviado el reino de Michoacán como un explorador. Era lo contrario de Atzimba, su piel era blanca, ojos verdes como el trigo y el pelo tan dorado como Tonatiuh. Francisco fervor hacía juego con el, ambos la amaban sin reservas, qué importaba que fueran uno blanco y el otro de pura sangre india. Y debido a eso su amor fue castigado. Los españoles criticaron el soldado indio de amor natural, por lo tanto él y purépecha no aceptan que los españoles se interpongan en su amor. El soldado español no pudo hacer nada más ante la insistencia de amor, que no tenía más remedio que acceder, pero no antes de decirles que su matrimonio causaría una gran conmoción en el palacio, así que lo mejor sería que se fueran a tierras desconocidas donde nadie los vea y así vivir felices por toda su vida.

La pareja estuvo de acuerdo con el soldado así que después de la ceremonia de la costumbre católica, la pareja preparó sus cosa tales como: Equipaje el cual usarían para su largo viaje. Pero el plan les salió muy mal, los soldados los vieron huir y los capturaron encerrándolos en una celda subterránea por órdenes del rey. Pasaron muchos años, más de veinte quizás. Un día, los soldados preguntaron si renunciarían a su amor para poder dejarlos salir pero ellos no aceptaron y decidieron morir junto que vivir alejados. Desde entonces esta historia se convirtió en una inspiración para muchos