Leyenda chichana

El pescador y la bruja. Un modesto pescador chinchano había contraído matrimonio sin pensar que su mujer se dedicaba a la brujería, todas las noches el pescador permanecía fuera de su casa por razones de su ocupación dirigiéndose a la playa en su frágil bote se hacia a la mar con el fin de atrapar con sus redes la variedad de peces que existen en la zona de tango de mora después de haber cumplido su fatigosa faena regresaba a su hogar en…