La mecedora

La mecedoraCuentan que hay una mecedora que se mece sin parar aunque nadie conoce la razón de su mecer, aunque la leyenda nos dice que hace muchísimos años en ese lugar había una mujer que tuvo un hijo y a penas el niño nació, ambos usaban la mecedora para sentarse tranquilos y disfrutar de la relación, pero también pasó después que perdieron la vida ahí mismo cuando el niño era simplemente un recién nacido, entonces la mecedora nunca paró de moverse desde este entonces y por eso aún en la actualidad sigue haciéndolo aunque solamente durante los días de luna nueva.