La llegada de la virgen de la candelaria

La llegada de la virgen de la candelariaHace muchos años existían puras rancherías de indios algo salvajes, cerca del río Acaponeta. Un día llegaron unos misioneros y hubo un milagro.
Una vez que una de las indias estaba lavando su ropa en el rio alcanzó a ver algo en el agua, parcia un bule, así que uno de sus hijos fue por su papá y unas personas para que le ayudaran a sacar el extraño bule. Lo lograron agarrar y adentro venía una imagen de la VIRGEN DE LA CANDELARIA, que ahora es a quién ellos veneran en el pueblo. Nadie sabía qué hacer con la imagen, más sabiendo que era una aparición y pidieron consejos a los misioneros, pero ellos se aprovecharon de esto para domar a los salvajes. Tiempo después construyeron una parroquia donde celebran cada 2 de febrero a la VIRGEN de la candelaria.