La leyenda del loco del manicomio

La leyenda del loco del manicomioUn día un matrimonio estaba por salir hacia una fiesta, entonces decidieron contratar a una niñera para cuidar a los niños. La niñera llego a la noche al horario pactado, el matrimonio salió y la niñera se dedicó a dar de comer a los niños, luego los acostó y se dirigió al sillón a mirar televisión hasta que el matrimonio regresara. Mientras veía la tele el perro de la familia se aceró hasta ella en la oscuridad y comenzó a lamerle la mano, ella no lo veía con la luz apagada, pero dejó allí la mano por que le parecía divertido, entonces en un momento vio en las noticias que anunciaban que un loco peligroso se había escapado del matrimonio, la niñera se asustó y fue a trabar bien las puertas, cuando fue a la cocina vio que la puerta de salida estaba abierta de par en par, entonces se apresuró a cerrarla, luego escucho un ruido en la planta superior, fue a comprobar que todo estuviera bien y luego regresó a la sala, se dirigió luego al baño y vio con horror la cabe del perro cortada y colocada en la bañadera, en el espejo había un mensaje escrito con sangre que decía “Los locos también sabemos lamer”.