La carreta de San Pascual

La leyenda de la carreta de san pascual cuenta acerca de una historia que tiene ya muchísimos años, en ella se asegura que cuando un enfermo escucha una carreta rechinar antes de la media noche, entonces significa que esa persona morirá a los pocos minutos, pero por el contrario, si no escuchaba los rechinidos de dicha carreta antes de las 12:00 de la media noche, entonces significaba que esa persona sanaría. Cuentan que el conductor de esa carreta fantasmal no era otro que San Pascual, el santo patrono de la iglesia ortodoxa situada en Tuxtla, dicen que sus restos se encuentran detrás del altar de dicho templo y se acceden a ellos mediante dos escaleras, una para subir y otra para bajar, es decir una para ir al otro mundo y otra para volver. También lo llaman el carretero divino y dicen que ayuda a las almas de los muertos a ir por el camino correcto hasta el otro mundo. Se lo reconoce como la muerte misma y a veces es representado como un esqueleto.