Cantuña

CantuñaCantuña. Esta leyendas sucedió cuando un hombre se habría comprometido con la iglesia para poder crear la capilla de San Francisco, la misma sería creada de una manera que él no pudo llevar a cabo y todas estas idas y vueltas hicieron que termine en la cárcel, como no quería eso para su destino este hombre no paró de rezar para que Dios le diera otra oportunidad de construir esta preciada capilla para la iglesia, cuando hubo abierto los ojos dejarían solamente un día para que la pudiera terminar y entonces comenzó a ponerse muy feliz, pero de todos modos no tenía los medios necesarios para hacerlo, aunque había ganado tiempo para salvarse de la cárcel.

En el momento donde no sabía que hacer es que se abrió de pronto el piso a la mitad y desde las profundidades se vio al Diablo que ofrecía su ayuda, parecía un buen pacto, él construiría la capilla, pero a cambio de su alma, entonces la condición era que antes de que sea de madrugada tenía que estar terminada sin nada que le falte, ni un ladrillo. En el momento donde desesperado aceptó el hombre de buen corazón, más todavía se abrió el piso y salieron miles de demonios pequeños que construían sin parar, pero amaneció antes de que pudieran poner solamente el último peñasco, lo que significó que el hombre pudo quedarse con su alma y para mayor suerte suya todavía sucedió que no lo pudieron meter preso porque él ya había cumplido con su trabajo de construcción que se le requería.